Una entrevista de Carl Cox concedida a una publicación australiana confirma los rumores sobreSpace Ibiza, el club dejará el terreno que ha ocupado hasta ahora y serán los dueños de Ushuaïa, la familia Matutes, los que tomarán posesión del mismo.

En los últimos meses han sido fuertes los rumores que aseguraban que el terreno que ha ocupado el legendario súperclub en los últimos 25 años pasaría a manos de la familia Matute, dueños de Ushuaïa. Al final parece que el rumor es un hecho y pronto se hará el traspaso de poderes.

La noticia fue revelada por Carl Cox cuando ofreció una entrevista al medio australiano Inthemix. Y es que los rumores tomaron más fuerza cuando Cox anunció que el 2016 sería el último año de su legendaria residencia de 15 años en Space Ibiza.

“Space Ibiza y yo hemos sido como un matrimonio y ni siquiera hemos tenido muchas discusiones. Ha sido fantástico”, dijo Carl Cox. “Me va a llevar muchas lágrimas el terminar esto. Pero es lo que hay. Aquí es donde acabamos”.

“No es que me vaya del club porque sí, lo que pasa es que Pepe (Rosello), el dueño de Space, finaliza su contrato. Va a cumplir 80 años y lo va a dejar oficialmente. Space Ibiza pasará a manos del grupo Ushuaïa (sus actuales instalaciones). Cuando eso ocurra todo va a cambiar. Así que no me apetece estar en ese club de ninguna forma”.

“Ellos quieren que me quede, desde el punto de vista de los negocios. A ellos les cuadro, pero no es lo que yo quiero de corazón”.

“Si me fuera a quedar, ya te lo digo, sólo sería porque me dieran un millón de euros por pinchar”, bromeó el artista. “Sería como ‘guaaaaau’ todas las noches me van a dar un millón. Pondría un montón de temas del top ten de Beatport y todas las mesas VIPS se llenarían. Y yo me iría con una sonrisa de oreja a oreja de camino al banco”.

“Pero mi corazón me dice que yo nunca haría algo así. Porque si Pepe no está allí, yo tampoco. Hemos crecido juntos, hemos hecho todo esto juntos y lo vamos a terminar juntos”.

“Esto me hace muy feliz porque significa que hemos dejado un legado, un club que ha marcado la diferencia. Podemos irnos tranquilos así, con el legendario estatus de que nadie podrá imitar lo que hacíamos en Space cuando nosotros estábamos allí. No es posible”.

Carl Cox dejó muy claro con sus comentarios el cariño que tiene por Space Ibiza, y el aprecio y respeto hacia su dueño actual Pepe Rosello. Juntos sin duda hicieron cosas legendarias en Space y es indudable que con su ausencia mucho cambiará.