Hace años, la industria musical se dio cuenta que la tecnología avanzaba con gran rapidez y que el mercado exigía una oferta alterna a los álbumes clásicos. Nacieron las descargas legales y por cierto tiempo, funcionó. Pero ahora un nuevo estudio revela que pagar por la música y su almacenamiento, podría llegar a su fin. 

Nielsen SoundScan es el responsable de este estudio y es un sistema que se encarga de seguir las ventas de música y vídeos en Canadá y los Estados Unidos. El sistema predice que para el 2021, el streaming será lo que domine el mercado musical y por consiguiente las descargas legales serán mínimas, bajando de 965 millones en el 2015 a 81 millones en 2021.

En los últimos dos años, el estudio mostró que las ventas cayeron un 23.4%. Por el otro lado, los servicios de streaming han tenido un crecimiento acelerado. En cuatro años, han tenido un crecimiento de 71.6 billones de streams en el 2012 a 317.2 billones de streams el año pasado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.