Alejandro Sanz, quien en 2016 cumple 48 años, apareció rejuvenecido, gracias “a la buena vida” -afirmó en rueda de prensa- y resaltó estar pasando por “un momento dulce”, tras una gira de conciertos del tour Sirope Vivo en una treintena de países como Chile, Argentina, Paraguay, Perú, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, y México, a donde regresará próximamente.

Recientemente el artista madrileño recibió el galardón de los premios internacionales YoDona, por su acto solidario al defender a una mujer cuando estaba siendo maltratada por un hombre durante un concierto en México.

“Vi a un tipo golpear a una mujer”, aseguró Alejandro Sanz en el lanzamiento de un nuevo producto con la letra de sus canciones, y recordó que cuando era niño al salir del metro en la estación madrileña de Ciudad Lineal, con su madre, “un hombre la empujó” y otro intervino para defenderla. “Ahí supe que yo quería ser como ese señor que nos defendió”, agregó.

El cantante español, que ha vendido más de 23 millones de discos durante toda su carrera artística, indicó ante los periodistas que de niño fue “bastante tímido” y que disfrutaba del tiempo jugando con la guitarra. “Yo era enamoradizo y solitario, no era travieso”, expresó Sanz.

Alejandro tuvo unos instantes para explicar cómo cuida su bienestar.