Katy Perry ofrecio un esperado concierto en Puerto Rico, y aunque su llegada a la isla se ha mantenido en completo hermetismo, la prensa local asegura que entre las peticiones de la estrella pop es la prohibición de que suene reggaeton en su presencia.

Mientras sus fans hacen fila afuera del “Choliseo” boricua desde el domingo, la artista sigue llevando su “Prismatic World Tour” a diferentes países latinoamericanos, pues después de Puerto Rico, actuará el 15 de octubre en Panamá y el 18 de octubre en Costa Rica.

Entre las exigencias que la artista ha pedido a su paso por estos países, destaca que exigió un camerino amplio con lámparas francesas, tapetes cremas y un vino en específico.  Mencionaron, además, que la artista, al parecer, no quiere saber de reguetón, porque solicitó que no se toque ese género musical en su presencia.

¿Por qué será que Katy Perry no quiere escuchar este popular género musical latino?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.