Jwan Yosef, el futuro esposo de Ricky Martin, generó un tremendo revuelo entre sus más de 200 mil de seguidores de Instagram por su última publicación.

La fotografía que compartió el artista plástico muestra una obra de un pintor llamado Cari Kwok, que plasmó en un dibujo lo que parece ser un sacerdote masturbándose.

“Grosero”, “Desagradable”, “Esto es una falta de respeto”, fueron algunos de los furiosos comentarios que consideraron que Yosef había pasado los límites.

Sin embargo, por otra parte, algunas personas lo defendieron y se expresaron a favor de la liberta de expresión. “No seamos hipócritas”, “Me parece una excelente expresión de arte”, “Es fuerte, pero está bien”, fueron algunas de las palabras de apoyo que recibió el prometido del ídolo boricua.

Hace algunos meses, el actor mexicano Aaron Díaz también despertó la furia de muchos en Instagram, al publicar una imagen en la que se leía en una pared “Dios es gay”.

El mexicano, al ver todos los comentarios que había generado su publicación, decidió eliminarla.

Al parecer, a Yosef no le importan las críticas y lo dejó muy en claro publicando una foto posterios en la que se le ve muy relajado y disfrutando del sol de Los Ángeles… Y al dejar intacta, en su perfil, la imagen de la discordia.