Muy a menudo cuando compras algo (calzado, aparatos eléctricos, bolsos, etc.), adjunto viene una pequeña bolsita que dice «Gel de sílice». Su interior contiene sílice, una sustancia granular que absorbe la humedad y de esa manera protege la mercancía contra posibles daños. Por lo general, simplemente tiramos esas bolsitas porque no sabemos lo que se puede hacer con ellas en realidad. Sin embargo, ellas podrían ser de gran utilidad. La prueba de esto son las 10 aplicaciones que vienen a continuación.

1. Teléfono móvil mojado
Si tu teléfono móvil se ha mojado o incluso se «ha empapado», simplemente apágalo, retira la batería y la tarjeta SIM, luego ponlo en un recipiente con gel de sílice y déjalo ahí toda la noche. El gel va a abosober toda la humedad.

1

 

 

 

2. Ropas con olor a moho
Si después de las vacaciones tus cosas aún se encuentran húmedas, pon en la maleta un par de bolsitas de gel de sílice y ¡verás como el olor a moho desaparecerá como si nunca hubiera existido!

2

Última modificación: 9 junio, 2015