Miley Cyrus ha subido varias fotos en Instagram donde ella y sus amigos aparecen inyectándose algo por vía intravenosa en sus brazos con la leyenda “Solo tenemos amor y vitaminas en nuestras venas #EmpujeVitaminico”.

Poco tiempo después Miley comenzó a recibir muchas críticas en donde incluso algunos de sus fans le decían que podía volverse una drogadicta. Unos minutos después, Miley reposteó la foto y negó que fuera cierto diciendo: “Soy una adicta al magnesio,  calcio, selenio, zinc, B1, B2, B3, B5, B6, B12, glutamina y fosfatidilcolina #Solovitaminasenmisvenas” escribió.