¡Libertad, libertad!

Si algo aprendimos de la adorable abuela de Peter Parker en Spiderman, es que con un gran escote conlleva un gran sostén (Estamos seguros de que en realidad dice eso).

Por eso, cuando Lindsay Lohan decidió dar una caminata por las elegantes calles de Monte Carlo, en Mónaco, sin el suyo algo simplemente no se sintió bien.

Al ver la foto, nos sentimos…

Caídos.

¡Está fumando! ¿O acaso pensaron que nos íbamos a referir a otra cosa?

Aunque sabíamos que LiLo tiene una adicción al cigarrlo, cada ve que la vemos fumando sentimos que podría hacerse un bien y dejar ese horrible vicio.

(Mientras tantos, sus senos casi se escapan por el costado de su camisa).

Lindsay estuvo acompañada de un amiga y ambas fueron vistas haciendo compras en un local de Louis Vuitton.

No obstante, su amistad con el tabaco ni sus libres senos han sido el principal motivo por el que estuvo en los titulares recientemente. Al parecer le ha estado diciendo a todo el mundo que estará embarazada para finales de año. Se ha lanzado de cabeza a ello”, asegura una fuente a la edición estadounidense de la revista OK!.

Las intenciones de Lindsay -que actualmente mantiene una relación con Mathia Milani– han tomado completamente por sorpresa a sus allegados, que consideran que está “loca” por plantearse tener un hijo ahora.