Al parecer los cantantes actuales no se conforman solo con tener éxito en la música, sino también lo quieren hacer en el mundo del cine.

Lady Gaga es una de ellas, ya que la neoyorquina cogerá el testigo de Judy Garland y Barbra Streisand en la nueva versión de ‘A Star Is Born’, un film que cuenta una historia parecida a la de ella.

Pero Gaga sorprendió a los paparazzis al entrar al estudio de la película con un look poco usual en ella: sin maquillaje, un saco de Mickey Mouse, Uggs rosados y gorra amarilla.

Realmente se mira muy diferente a la artista extravagante a la que tiene acostumbrado a su público.