Es el otro gran momento de la noche. La actuación del descanso de la Super Bowl ha empezado poco más de diez minutos más tarde de que los jugadores volvieran a vestuarios para preparar el segundo tiempo de la final de la NFL entre New England Patriots y los Seattle Seahawks.

A partir de ahí el terreno de juego del Estadio de la Universidad de Arizona se ha convertido en un escenario brutal en el que ha aparecido Katy Perry ha lucido en una performance espectacular. La cantante californiana ha aparecido cabalgando encima de un gigante león en un espectáculo salvaje, tal y como había anunciado la propia estrella durante la previa.

Justo después ha sido el turno de Lenny Kravitz, presentado por la misma Katy, y ambos han interpretado temas tan emblemáticos como ‘I kissed a girl’ o ‘Teenage dream’. Tras Lenny, ha sido Missy Elliot la que ha acompañado a Katy Perry en un escenario que ha cambiado la selva por un decorado que intentaba parecerse a una playa.

Finalmente, el ‘show’ acabó, como no podía ser de otra manera, con fuegos artificiales y, valga la redundancia, ‘Fireworks’ de Katy Perry, ya convertida en una estrella. Literalmente. Y a partir de ahí, volvió el balón en la Super Bowl 2015.

Ver video aqui:

The BRIT Awards 2014 - Show