La cantante Katy Perry dijo que ella no quiere ser más rara de lo que ya es y confesó que no fuma marihuana y casi no toma alcohol.

Katy Perry dijo recientemente que no consume marihuana, pues tiene miedo de volverse más rara de lo que ya es. El diario The Mirror entrevistó a la cantante y tuvo una charla con un grupo de fanáticos en Amsterdam por su gira Prismatic y fue allí donde confesó: “Voy a ir al distrito de la luz roja esta noche, pero sólo diré esto: la marihuana no va conmigo. Me vuelvo una persona mucho más rara de lo que ya soy si la uso”.

Luego, como si fuera poco, Katy dijo: “No tomo mucho, solía tomar mucho más cuando era más joven. MI cuerpo ya no lo tolera. Mi mente ya no lo tolera, mi atención ya no lo tolera, ya saben como son los treintas, ya no te recuperas como antes”.