Al ver denegada su entrada, Justin Bieber insultó y trató de manera despectiva a los guardias de seguridad. Todo se salió de control cuando el prepotente artista se tomó una foto con los pantalones abajo frente a la entrada del sitio.

Al ver estos sucesos, la encargada del Instituto Nacional de Antropología e Historia de Quintana Roo, pidió al cantante que se retirara de las instlaciones. Esto provocó aún más al artista, quien trato de subir a una reliquia. Los policías fueron llamados y Justin Bieber finalmente tuvo que abandonar el lugar.

JUSTIN