“NO PIENSO EN MI EGO, MI ORGULLO O SER VANIDOSO”, DECLARÓ EL REGGAETONERO, QUIEN TUVO QUE EMPEZAR DESDE ABAJO SOLO.

Ciudad de México, México

Fuente: El Universal

Hoy es un ícono de la música y exitoso empresario, pero no siempre le sonrió la fortuna a Daddy Yankee. En conferencia de prensa, el ‘Rey del Reggaetón’ confesó que nadie lo apoyaba durante sus inicios.

“No lo entendía, pensaba ‘¿por qué no me quieren apoyar?’; me tocó ir a manufacturar, distribuir por mí mismo, hacer intercambios con las tiendas e irlo a vender. Me quejaba entonces, luego agradecí que cuando explotó el género ya conocía todo el negocio y cuando las disqueras me ofrecieron les dije ‘no, porque independiente hago más dinero’ y ellos no me ofrecían nada que me interesara. Yo prefiero vender menos y buscarme más dinero, fui a negociar con poder y las cláusulas y reglas cambian”, contó.

El cantante sabe que ha dejado huella en el género urbano, ahora es una marca a seguir. Prueba de su popularidad es su último sencillo Shaky Shaky, que ha sido muy bien recibido.