No aguantarás la risa…

James Corden e Iggy Azalea decidieron ir juntos a comprar vestidos de novia para ella, quien se casará próximamente con Nick Young.

El host de The Late Late Show y la rapera comenzaron a hablar de la boda de ella en el auto, e Iggy le prometió que él podía oficiar la boda.

Iggy también dio detalles del gran dijo y contó que Nick estará a cargo de la comida. “¿Crees que te convertirás en bridezila?”, le preguntó Corden.

“No”, replicó ella.

También reveló que una de sus damas de honor será su BFF, Demi Lovato, quien quiere presentarse en la recepción. Pero si su futuro esposo se sale con las suyas, R. Kelly también tomará el micrófono esa noche.

“Nick quiere que R.Kelly se presente en nuestra boda para que cante ‘Matty rhe P—y’ en la boda”, explicó.

Iggy ya comenzó a planificar todo, así que el host decidió que era tiempo de que se probara un vestido de novia por primera vez. Ambos entraron juntos a la tienda donde la estrella escogió lo que quería.

“¿Las vamos a abultar o las dejaremos descansar?”, preguntó Corden sobre los senos de Iggy, quien respondió: “Déjalas descansar”, agregando que le cuesta probarse vestidos porque “tengo un trasero grande”.

“Dímelo a mí, mira con quién hablas”, replicó Corden.

Iggy estaba hermosa en su vestido, así que James se inspiró y quiso ponerse otro también. “Me siento genial”, exclamó.

Aunque su tiempo juntos no podía mejorar, lograron divertirse al montarse en el auto ataviados con sus vestidos blancos cantando Pretty Girls.