Residente, como se hace llamar René Pérez, el cantante del popular grupo puertorriqueño Calle 13, destruyó a batazos su propio automóvil de lujo, un Maserati, para luego lanzarlo por un acantailado a manera de protesta contra el materialismo, el consumismo y la violencia.

Creo que el mensaje que le estoy enviando a los niños y a la juventud al destruir mi propio carro, que en algún momento representó el exceso ostentoso en mi vida, vale infinitamente más que cualquier carro costoso”

No es que el vocalista se haya vuelto loco o esté colmado de rencor sino simplemente todo es parte de la historia de Adentro, el nuevo videoclip de Calle 13

“La idea principal es que se convierta en un mensaje contra la violencia”, explicó el cantante.

Según el director del clip, el cineasta Kacho López, se trata del Maserati que el propio René Pérez adquirió poco después de ganar fama internacional y que está valuado en 2 millones 289 mil pesos mexicanos.