Arianna Grande ofreció este lunes un concierto en el Manchester Arena, en Inglaterra, donde miles de fanáticos disfrutaron del show de una de las artistas más exitosas del momento.

Todo transcurrió de lo más normal, inclusive Grande ya había terminado su participación en el escenario, cuando de la nada, una enorme explosión se escuchó en el lugar.

Si… un nuevo ataque suicida se dió y esta vez, el lugar elegido fue Manchester, donde todo era alegría de los ahí presentes, quizá el sueño de muchos había sido estar en un concierto de su estrella Ariana Grande.

Unas 22 personas perdieron la vida, entre ellas niños, y 59 resultaron heridas, una noche de música y alegría, terminó en llanto y muerte.

“Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento tanto. No tengo palabras”, dijo en Twitter la cantante, que estaba de gira por el Reino Unido y de la que muchos medios aseguran que Ariana ha decidido cancelar.

Por su parte la Policía de Manchester identificó a un hombre llamado Salman Abedi de 22 años, como el responsable de haber llevado a cabo la explosión que causó la muerte de muchos.